CONSERVACION DE LOS BILLETES

Publicado en por Jose Felix Marcano



¿COMO OBSERVAR UN BILLETE?

En primer lugar es esencial la observación del billete con buena luz (ideal seria luz de día) por supuesto sin cualquier funda.

Para proceder a la correcta observación de nuestro billete debemos moverle que la luz caiga en diferentes ángulos sobre el papel.

Después le observamos contra luz.

Para terminar la inspección visual aconsejo poner el billete encima de la mano estirada a la altura de nuestros ojos en dirección a la luz. 

Observando un billete así, muchas veces se pueden detectar arrugas o pliegues leves que de otra forma son bastante difíciles de detectar - especialmente los pliegues centrales que son bastante frecuentes. 

Después conviene poder tocar el papel entre el dedo índice y pulgar. (Por supuesto, solamente con las manos absolutamente limpias, libre de sudor).

Personalmente no tocaría más mis billetes.

Yo mismo uso para cualquier observación unas pinzas con palas redondas y más gruesas (similar a los que usan coleccionistas de sellos).

¿Quizás soy yo el único comerciante que coge los billetes de esta forma?

¿Limpiar y lavar los billetes?

La manipulación (como limpiar, lavar, prensar o hasta planchar) de billetes  conlleva en cada caso una disminución de calidad y una bajada en la clasificación de una o varias escalas en el grado de conservación del billete.

Esto finalmente significa una disminución del valor.

En muchos casos debido a estas manipulaciones el "brillo" y apuesto original desaparecen y el tacto del papel es distinto.

El billete "tratado" parece sin vida e insípido.

 


Comentar este post